28JUN

CARTA ABIERTA A LA NUEVA CONSELLERA SANIDAD COMUNIDAD VALENCIANA




Estimada señora

 

En primer lugar, quiero felicitarle por su nombramiento y desearle los mejores éxitos, porque sus éxitos serán buenas noticias para los valencianos y nuestra sanidad.

 

Discúlpeme que me dirija a usted apenas unas horas después de su primera aparición como máximo dirigente sanitario valenciano, pero “ser 2.0” me aboca a la inmediatez y – por qué no reconocerlo- me hacía ilusión escribir una carta (hacía tanto que no escribía una…).

 

Pero lo verdaderamente importante de esta misiva es la Diabetes.

 

No voy a entrar en cifras, macro o micro, seguro que alguno de sus asesores en el Tripartito o cualquiera de los buenos funcionarios que pueblan los Servicios Centrales de nuestra Conselleria de Sanidad se los puede facilitar con eficacia.

Los datos numéricos de nuestra patología son tan elocuentes que no creo necesario extenderme.

 

El motivo de mi escrito es hablarle de un aspecto clave: EDUCACIÓN DIABETOLÓGICA

O mejor aún, Educación para la Salud.

 

No sé si conoce usted bien la Diabetes tipo 1 (DM1)…además de estar tutelados por los endocrinos y resto de personal médico, los pacientes necesitamos un profesional que nos module, que nos eduque, que revise nuestras conductas relacionadas con la diabetes, alguien que vaya más allá de fármacos/ dieta / ejercicio, alguien que nos acople todo eso a nuestro caso particular…

 

Según mis cálculos, tocamos a 1 hora de educación diabetológica por paciente y año…contando sólo los pacientes con DM1.

Créame, eso es un disparate.

 

Hay muy pocas educadoras en diabetes en nuestra Comunidad…como sucede en el resto de España.

Pero está en su mano empezar a cambiar esta situación.

Necesitamos cursos formativos especializados, que se trabaje con las Unidades de Diabetes en la creación de plazas (sí, ya sé la autonomía en la gestión de hospitales y jefes de servicio), en coordinación con sociedades científicas y sindicatos (ya sabe usted lo complicado que es a veces según qué cosas…), incluir la Educación como elemento indispensable en nuestro Plan Director de la Diabetes (evaluable y objetivable…)

 

Estoy seguro que me entiende.

 

Más adelante ya le recordaré (ya le aviso que soy bastante pesado) otras cosas también muy importantes: desaparición del copago en tiras reactivas (¿Sabe usted que los pacientes valencianos pagamos por lo que otras autonomías no pagan?), acceso igualitario a bombas de insulina, sensores glucémicos y materiales de autoanálisis (¿Se puede creer que hay herramientas que garantizan un mejor control glucémico y que no están al alcance de casi nadie?), material de autoanálisis y de inyección con calidad probada, garantizar el acceso a historia clínica digital por parte de los pacientes (hay departamentos –curiosamente de gestión privada- que sí tienen ese acceso…), telemedicina y/o ehealth, psicólogos, Programas de Paciente Experto…

 

Le dejo respirar, por el momento…pero quédese con el mensaje, por favor:

Necesitamos más y mejor Educación Diabetológica

 

Acabo esperanzado por la nueva nomenclatura: Sanidad Universal y Salud Pública

Espero y deseo que sus políticas hagan honor a ese nombre.

 

A su disposición para lo que precise.

 

29 junio 2015






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis