11JUL

Pedir financiación por una innovación o fomentar la educación


La cuestionada sensibilidad a invertir en innovación



A media tarde de ayer, llegaba esta noticia que publicaba El Global

Expertos piden que Sanidad financie los sistemas “flash” de medición de glucosa


Actualizo la entrada con el enlace al documento completo.

 

Lo primero que llama la atención: Ni en la noticia ni en el documento aparece el nombre de Abbott ni el de Freestyle Libre

¿Por qué?

¿Hay algún tipo de temor/susceptibilidad?

Que no hay ningún otro sistema “flash” de medición de glucosa…que sólo está el Libre.

Si el estudio, documento o reunión de expertos ha sido patrocinado por Abbott, ¿no creen que deberían decirlo?

 

Vayamos al contenido.

 

 

1.- El Libre, facilita hacerse más controles de glucemia. Es innegable.

El ajuste de las dosis de insulina no significa, por sí sólo, optimizar el control metabólico.

Lo que lo mejora es tener la capacidad, el entrenamiento en educación específica en diabetes, para hacer el ajuste bien, y no a ojo de buen cubero.

 

¿Cuántos pacientes saben la diferencia entre glucosa en sangre y glucosa intersticial?

Por poner sólo un ejemplo

 

Pero esto no lo digo yo, lo dice la propia SED en su consenso de recomendaciones (año 2012) para mediciones de glucemia capilar:

 

La glucemia capilar solamente debe recomendarse en aquellos casos donde exista un profesional sanitario formado en diabetes, un paciente formado y un plan aceptado por los dos para incluirlo en el tratamiento

¿Por qué no se sigue el mismo criterio?

¿Se da formación a los pacientes para interpretar resultados glucémicos en base a líquido intersticial?

 

2.- Para fomentar el autocuidado del paciente, lo que hay que exigir es una educación diabetológica.

Básica y especializada. De manera continua y accesible para todos.

Tener 1 o 2 educadoras, como mucho, para toda una población de referencia es motivo para que un grupo de expertos elaboraran un documento similar a este.

Claro que no estaría financiado.

Es lo que tiene.

 

3.- Mira, estoy de acuerdo.

¿Y los que no llevan pinchazos de insulina?

¿Y los que llevamos bomba?

¿Y los que llevan bomba+sensor?

 

4.- Ya tenemos sensores continuos de glucemia que hacen esto.

 ¿Por qué no los mencionan?

¿Qué diferencia pedir la financiación de los sensores (Dexcom o Medtronic) de pedir la financiación del Libre?

Porque los primeros tienen evidencia en ensayos y estudios...

 

5.- Tener la información sin tener formación no sirve absolutamente para nada.

La “infoxicación” es un elemento a tener en cuenta.

Mucho más presente de lo que podemos pensar.

 

6.- ¿Esto no es repetición del punto anterior?

Me descojono con lo de fácil de interpretar.

No hay nada más complicado que desentrañar las variaciones glucémicas de una persona con DM1, las diferencias entre días aparentemente iguales y tan diferentes en sus glucemias.

Fácil, dice.

 

7.- Otra vez se repiten con lo de fácil.

El Libre (tampoco el Dexcom ni Medtronic) eliminan por completo la dinámica de pinchazos en los dedos.

A día de hoy, ninguno de los sistemas garantiza que sus mediciones en líquido intersticial sean útiles para la toma de decisiones relacionadas con las dosis o bolus de insulina.

 

Es muy grave que omitan este aspecto, señores expertos.


El "no more fingersticks" principal lema de marketing del Freestyle Libre es engañoso. Fíjense en el asterisco,señores.

 

8.-Volvemos a lo mismo…la verdad es que con cuatro puntos hubieran bastado, pero bueno.

Nada que frustre más que tener mucha información sobre nuestros controles glucémicos y no poder mejorarlos.

Leyendo, parece que el Libre sólo saque glucemias por debajo de 140

Cuando ves tu gráfica completa descubres un montón de picos de glucemia, que pasan inadvertidos la mayor parte de veces...el estado psicológico de los pacientes no se mejora por tener más datos.

Sobre todo no mejora cuando ni tú ni tu profesional sanitario sois capaces de ajustar tanto el tratamiento con multiples dosis (porque ya me contarán ustedes el ajuste fino que se puede hacer con lantus o levemir).
Vuelven a olvidarse (curiosamente) de las bombas. 

 

9.- Eso, volvamos al mismo concepto, caduco y trasnochado, que “la mejor tecnología” la tenga quien peor control lleva.

Lancemos el mensaje que premiamos a quien peor control lleve.

Igual que las bombas.

Por supuesto que hay que cuidar y mimar más a los que peor control llevan.

Pero excluir así, de inicio, a los que llevan un buen control es una mala política.

 


La noticia afirma que los pacientes en tratamiento con múltiples dosis de insulina se realizan entre 5 y 7 mediciones de glucemia al día.

Pues la SED recomienda solamente 3 o 4 al día

A ver si nos aclaramos…

Sí, ya, los estables glucémicamente (ese mito)…o actualizamos las vigentes recomendaciones de autoanálisis de la SED (nada menos) o este documento entra en confrontación con ello.

 

Por mencionar el tema económico.

El precio medio de una tira reactiva en España es de 0.319 euros

El precio del Libre son 120 euros por 28 días (si queréis incluimos los 6 euros de gastos de envío)

14 autocontroles glucémicos al día es el equivalente entre el Libre y las tiras reactivas, hablando en términos de euros.

Ya teneis información objetiva para valorar.

 


 

Al final de la noticia del global mencionan esto:

Las conclusiones del documento también plantean la necesidad de un servicio de psicología o asistencia social, educación diabetológica y autocuidado, para que se eliminen los hábitos de vida poco saludables

 

Jo, voy a tener que llamar a mi amigo Roberto y que me revise otra vez la vista, porque mis ojos han quedado dañados leyendo ese párrafo.

 

¿Psicología o asistencia social? O algo…vamos a pedir “algo así, social”, que siempre queda bien

 

¿Para eliminar hábitos de vida poco saludables?

Ya veo que tienen poco respeto por Joslin.

 

 

Acabo.

El Libre es un grandísimo avance para las personas con diabetes.

Complementa de manera extraordinaria nuestro arsenal de recursos para controlar nuestra enfermedad.

Pero no es perfecto, ni siquiera está evolucionado.

Sólo disponemos de una primera versión, con apenas 8 meses en el mercado.

Hay sensores que fallan, otros no se ajustan a los valores reales y otros funcionan a la perfección.

La información que nos suministra no es sencilla de interpretar, requiere de entrenamiento previo y de trabajo extra (tanto del paciente como de los profesionales sanitarios).

 

Exactamente al mismo nivel que la nueva bomba 640G de Medtronic o el sensor continuo Dexcom (posiblemente el más exacto de todos)

 

Exijamos sensibilidad para incorporar las nuevas tecnologías, todas, no solamente una.

Y con un bagaje en forma de ensayos y estudios que validen de forma inequívoca la inversión en esa tecnología.

11 julio 2015






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis