26ABR

Mi experiencia usando el sensor continuo y la suspensión por hipoglucemia


Smartguard, CMGS



Tras mucho cavilar y tras hacer una contabilidad analítica de mis ingresos/gastos decidí acogerme a la oferta que la empresa Medtronic mantiene abierta hasta el mes de junio.

Esa oferta consiste en comprometerse, por contrato, a adquirir -durante 1 año- todos los sensores al precio fijo de 220€ mensuales, IVA incluido.

Es una oferta que puede acogerse cualquier persona con DM1, en tratamiento con ISCI o que se vaya a incorporar al tratamiento.
Lo digo por aclarar los conflictos de intereses de este post. Medtronic no me paga nada, ni me hace ningún descuento ni me ha regalado nada (vale, un boli, una carpeta y un Lenny pequeñín en una reunión que estuve).

Hechas la introducción vayamos a donde hay chicha.

Este es el sensor.

 



Sí, es grande.
En la mano parece que no sea nada, pero cuando lo llevas puesto y cubierto con los apósitos se hace aparatoso.  
Si lo comparamos con el Freestyle Libre es parecido.
La “portabilidad” depende de la exquisitez de cada uno…a mí no me importa llevar instalado dos cacharros (bomba y sensor), me importa bastante poco lo que piensen de mi…
Una vez llevé 2 sensores IPRO y el catéter de la bomba a la vez, y causé sensación en el vestuario de mi hospital…todo el mundo se me quedaba mirando.
Pero entiendo que haya gente que le moleste verse con 2 cacharros colgados de su tripa…especialmente a los que os gusta la playa y/o piscina

 

La sujeción es buena, tirando a muy buena…mi sensación es incluso mejor que la del catéter de la bomba.
Las pegatinas para sujetar el sensor son realmente eficaces y duran sobradamente 11 días (que es el máximo que he llevado yo el sensor).
Habrá que ver cuando llegue el calor cómo funciona.
Ni siquiera he usado Nobecután y eso que mi piel ha sufrido con los catéteres de la ISCI.
En este apartado bastante contento.



No me gusta tanto el sistema de inserción.
Es aparatoso, asusta nada más verlo y eso que no ves la aguja...afortunadamente, porque su tamaño es grande.
Las sucesivas pegatinas a veces cuestan ponerlas…
La primera vez tuve que buscar video en youtube porque no me acordaba de los pasos y en el librito resumen que te dan me liaba.
Supongo que como todo será acostumbrarse.

 



Fiabilidad

Supongo que será una de las cosas que más os interesará.
Realmente me ha sorprendido. Por comentarios de otros glucolegas y en diferentes foros había leído que era bastante bueno y lo puedo confirmar (todo lo que se puede confirmar con 3 sensores)
Igual que en mi revisión del Freestyle Libre, considero que una desviación menor a 15 es bueno, entre 15 y 30 regular y más de 30 inaceptable.
Sí, ya sé la diferencia entre medición intersticial y medición en sangre.
Pero considero que si por cada 15mg/dl de glucemia media aumenta medio punto de glicosilada…a partir de 1 punto de glicada ya no es aceptable su uso.

El necesario inciso: no uso el sensor para tomar decisiones glucémicas prepandriales ni para solucionar una hiperglucemia.
Sí lo uso para tomar decisiones sobre las postprandiales.

 

 

La suspensión por hipoglucemia
Lo decía el otro día en twitter:”Llevo 3 semanas con glucemias superiores a 60mg/dl”
Siendo sincero, era bastante escéptico con el sistema smartguard (o deja que actúe en términos marketinianos de Medtronic)

El tema es sencillo, el sistema analiza la insulina restante (basal+bolus) y la tendencia de la glucemia detiene la bomba un rato antes de llegar a la hipoglucemia (por defecto te suelen poner el límite en 65mg/dl)

Mi frase para definirlo es: cuando va bien…va muy bien y cuando va mal…va muy mal
Creo que lo copié de mi amiga Montse

Con el primer sensor tuve experiencias contrapuestas.
La suspensión se activaba por la noche, no me enteraba y amanecía con una ligera hiperglucemia (ciento y mucho…)
Por el día, la suspensión se activaba en 90 y mucho, incluso en 100 y pocos, cuando realmente iba a estar sin moverme mucho, con lo cual era difícil que entrara en hipo.

Y el principal problema lo tuve en el segundo sensor.
Cada vez que se activaba la suspensión, al rato, alrededor de una hora después, la glucemia se disparaba, incluso metiendo correcciones en forma de bolus o basales temporales, el tiempo que había estado sin insulina hacía disparar la glucemia por encima de 200 y costaba una enormidad bajarlo.

Precisamente una parte de la publicidad del sistema dice que evita el rebote en las hipos: pues en mi caso no es del todo así, la suspensión por hipoglucemia me hace rebotes, no siempre, pero los hace.

La solución fue bajar el umbral a 55 mg/dl y así el sistema detendría la bomba más tarde y supuestamente no tendría esos rebotes postsuspensión tan incómodos y tan difíciles de reconducir.

El tercer sensor al principio estuvo funcionando perfecto…con una estabilidad glucémica espectacular, estoy observando que se para en 80 y poco…y estoy controlando mejor esas hiper.
En el segundo ciclo del sensor, han vuelto a aparecer las hiper postsuspensión…sin hacer nada, sin comer nada, sin ni siquiera enterarme hasta que la glucemia está alta.

 



Si controlas y ajustas la ratio, sensibilidad, contaje HC…los resultados son tremendos, la variabilidad glucémica que consigues es espectacular, y la calidad de vida se nota mucho, especialmente por la noche.
Claro que eso es el deseo que tenemos todos y no es tan sencillo, ni siquiera con este sistema

Hiperfrecuentación

Es un tema que salió en la quedada previa del Diabetes Experience Day…si con estos sistemas de monitorización podríamos caer en una especie de sobreuso, infoxicación de datos glucémicos…
Y sí, es evidente que consultas mucho los datos que ofrece el sensor, que dispones de muchos más inputs a valorar…y gestionar eso no es sencillo, potencia sin control no sirve de nada.

En este sentido, aconsejo quitar todas las alarmas que se puedan…yo al final solamente me he quedado con la alarma de glucemia alta y en 235 mg/dl…


Yo creo que hace falta mucha más formación en interpretación y análisis de información suministrada por el sensor.
Analizar gráficas de glucemia debería incluirse en el habitual proceso de educación diabetológica.

Lo mejor y lo peor

La mejora en la calidad de vida. Indiscutible que cuando el sistema funciona con normalidad, la calidad de vida aumenta considerablemente

Las dificultades para descargar datos y visualizar las gráficas en el PC
Es absurdo que una tecnología tan habitual hoy en día no se haya habilitado de alguna forma más sencilla (solamente a través del glucómetro…y sólo uno, el de Ascensia).
Me parece un fallo garrafal.
Porque encima te obligan a usar un determinado glucómetro…

 

Coste efectividad
¿Cómo valorar que llevo 3 semanas, casi un mes ya, con la glucemia por encima de 60?
¿Cómo valoras la suspensión por hipoglucemia?
La tranquilidad de entrar en una reunión sin preocuparte de la glucemia, dormir a pierna suelta…
Es difícil

220€ al mes es mucho dinero
Y realmente cuesta sacarle partido al sistema, porque –como sucede con todo- hay que trabajarlo…el sistema hay que hacerlo funcionar diariamente.
De momento a mí me vale…veremos dentro de un año

26 abril 2016






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis