15MAY

La experiencia de cursar el Master en Educación diabetológica


Repaso a la formación sobre diabetes



 

 

Como sabéis –y sino ya os lo cuento- estoy cursando el Master de Bases para la atención y educación de las personas con diabetes.

Como estamos acabando esta primera promoción y hace poco se ha abierto el plazo de inscripción para la segunda edición, he pensado –es una forma de hablar, no creáis que lo hago a menudo- en desgranar algunas cosillas del master, por si hay alguien que se esté pensando inscribirse o simplemente queráis conocer de qué va.

 

Es un Máster Universitario que está avalado por la SED, FEDE, las asociaciones diabetes de Cataluña y el Diabetes Education Study Group (DESG).
El objetivo es “formar profesionales expertos que puedan trabajar como referentes o gestores de casos en unidades especializadas de diabetes de adultos o pediátricas, en centros sociosanitarios o en la atención primaria de salud”

 

Hechas las presentaciones, vamos con las opiniones

 

En mi humilde opinión, es un Master para cursar en dos años.
Es realmente complejo poder sacarle el 100% en un solo curso lectivo.
Por supuesto depende de cada uno.
Trabajando a jornada completa, atendiendo a familia y algunas aficiones se hace difícil mantener el ritmo de trabajo que exige el Master.

Eso, en sí mismo, es una cosa positiva.
Si piensas que esto es un cursito sin más, estás equivocada (seguro que me leéis más chicas).
Muchas tareas, muchas lecturas y mucho material a analizar que además, te despierta curiosidad por profundizar y te genera ideas de trabajo nuevas.
Si te embarcas ten claro que lo haces para trabajar.

 

¿Lo mejor?
La convivencia con los compañeros.
Qué raro, ¿verdad? Casi siempre destacamos lo mismo…en el trabajo, en los estudios, en unas vacaciones…siempre nos quedamos con la gente con la que compartimos momentos y emociones.
Juntarse con otras 30 personas interesadas por la diabetes sólo puedes hacerlo contadas veces.
El compañerismo en nuestro grupo creo que ha sido modélico

Incluyo en el grupo al equipo organizador del Hospital Clinic.
Encabezados por Marga y Merçé…pero sin olvidarnos del resto, que han currado mucho (y me atrevería a decir, sin que les tocara, sin estar obligados, en sus horas libres y por puro afán de ayudar)



Los materiales y el funcionamiento
Ya lo habréis leído, casi todo online y dos períodos presenciales.

El funcionamiento de la intranet bastante aceptable.
El inicio, la acreditación más bien, es confusa pero después el uso cotidiano es sencillo.

Hay foro específico de dudas para cada tema, foro de avisos, foros de debate (la participación en el foro puntúa para la nota) y contactar con los profesores/organizadores es sencillo

Otro aspecto positivo es la actualización de los materiales ofrecidos.
Excepto textos de referencia, los papers, artículos y demás son de menos de 2-3 años.

El temario está firmado y confeccionado por bastantes especialistas. Alguno profundiza más y otros pasan planeando por el tema, pero en general la impresión es buena.

 

 

 

¿Pensabais que no iba a entrar el pitufo gruñón?
En mi opinión los dos períodos presenciales deben ser para resolver dudas y ser talleres prácticos en lugar de clases.
Porque escuchar clases magistrales no creo que sea lo adecuado para este caso.
Y eso que escuchar a gente como Dani Figuerola, Ignacio Conget o María Palacin siempre es un lujo.
A mí me hubiera gustado dedicar gran parte de las horas a aprender/perfeccionar habilidades, técnicas de entrevista, crear materiales…incluso cómo improvisar ante pacientes complejos.
El problema es que las arcaicas y anticuadas estructuras educativas condicionan mucho de los contenidos teóricos que se podrían dar, primando unos contenidos más que otros.

Aún con todo, estoy seguro que en próximas ediciones los organizadores contarán con la opinión que les hemos trasladado y su propia experiencia irá modificando, en lo posible, algunas de estas cosas.

 

Una de las cosas a completar obligatoriamente en cursos posteriores es incluir la pediatría. En esta primera edición ha brillado por su ausencia, no se ha dedicado temario ni espacio a la diabetes en niños/adolescentes.
Y esto debería arrastrar a sociedades científicas como la SEEP o incluso la Asociación Española Pediatría a que avalen también esta formación.


Una idea repetida en las clases es que debemos adaptarnos a la persona que tenemos delante.
Y eso mismo es el ideal que yo tendría si dirigiera un Máster como este.
Claro que la libertad de cátedra no alcanza a soslayar aspectos esenciales como estadística o formulación de proyectos, que se llevan una buena parte de los créditos del Master.
Es casi imposible hacer lo que propongo, pero es que una formación de calidad quizás debe incidir en mejorar los déficits de cada alumno, en lugar de ofrecer lo mismo para todos.

Normalmente en las jornadas que hago siempre me hago dos preguntas:
¿Me he divertido?
¿He aprendido alguna cosa?
Y de bonustrack si de algo que he oído he sacado una idea, puedo irme a dormir satisfecho

Aplicando la misma ecuación en el Master, las tres cuestiones tienen respuestas afirmativas.


PD: si seguís el hashtag #masdiubsed podréis leer comentarios, bromas, anécdotas de unos cuantos alumnos.

 

15 mayo 2016






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis