14JUN

Descumplimiento terapéutico consciente


Vacaciones mentales y arriesgar



La nutricionista, y sin embargo amiga, Marina LLobet, en relación al concepto de paciente experto, me comentaba la posibilidad de hablar de hechos, cuestiones, situaciones…donde los pacientes denominados expertos realizábamos conductas ajenas a la “cordura diabética”.

Lo llamé descumplimiento terapéutico consciente.

 

Se supone que los pacientes expertos (llámale activo, empoderado, o como te dé la gana) estamos a un nivel tal que sabemos siempre lo que hay que hacer.
Los profesionales dan (y los pacientes damos) por supuesto que tenemos la información y formación suficiente para tomar las decisiones oportunas para controlar nuestra diabetes.

¿Las decisiones son siempre correctas?
Obviamente no.
Muchas veces fallamos.
Las causas son variopintas: olvidos, inercia, falta de información, aburrimiento…

La inercia te lleva a pincharte en el mismo dedo, ponerte la insulina en la misma zona, contar HC por encima…
La falta de información ocasiona no preocuparte por si una salsa del japonés donde comes lleva azúcar, calibrar un MCG de manera incorrecta, leer mal una curva de glucemia…
El aburrimiento de la diabetes te conduce a hacerte menos autocontroles de glucemia, a analizar menos tus patrones, a estar menos atento a los síntomas de hiper/hipo…

Cogerte un fin de semana de vacaciones diabéticas responde a esta última característica: hacer lo mínimo e imprescindible (ponerte insulina y mirarte la glucemia) y no preocuparte por nada más.
Creo que fue Iñaki Lorente el que bautizó este concepto vacacional



Pero la idea es ir un paso más.
Tras tomar 30 decisiones diarias sobre mi diabetes, los 365 días del año, durante los últimos 12 años en mi caso…también he aprendido a “arriesgar”.

Arriesgo cuando no hago nada por remontar un 65mg/dl porque voy a estar sentado estudiando.
Arriesgo cuando salgo de casa sin pastillas o geles de glucosa…por qué confío en no necesitarlos.
Arriesgo cuando salgo de casa sin el glucómetro más de 3 horas
Arriesgo cuando en mi pequeño bolso no caben las pilas de la bomba y no las llevo encima.
Arriesgo cuando me pongo la insulina a ojo en un restaurante

Situaciones donde hago cosas, contrariamente a lo que suelo hacer habitualmente, pero que asumo un riesgo potencial de algún problema.
Conscientemente
Y aceptando las consecuencias

 



Ser consciente que realizas esas conductas, también es ser un paciente experto.

14 junio 2016






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis