13MAY

La gestión sanitaria de lo invisible


Entre diabetes y celadores va el juego



Cuando tienes DM1, la incomprensión se instala en tu sistema operativo.
No entiendes nada
Poco a poco, con el paso del tiempo, recompones el puzle, instalas nuevo hardware y nuevo software que te permite continuar -más o menos- con la misma vida que llevabas antes del diagnóstico.

 

No le ocurre lo mismo al entorno (link a artículo de El Mundo Deportivo)
‘Entorno’ fue la brillante manera que encontró Johan Cruyff de definir todo lo que rodeaba al equipo. Porque en un solo término caben prácticamente todos. ¿Quién no es entorno? Lo es la prensa, pero también la afición, que a la hora de la verdad condena o indulta a través del pañuelo o del aplauso. Lo son las instituciones deportivas. Lo fue, con el tiempo, el propio Johan.

En definitiva, cuando Johan tras el partido aludió a la palabra “entorno” nadie entendió nada. El holandés defendía que el vestuario no tenía a su alrededor la tranquilidad o la autonomía necesarias para que los resultados fluyeran. “Es urgente arreglar algunas cosas. ¿Por qué no se marca en las últimas semanas?, porque el entorno influye y por eso el club es tan complicado”, explicó el técnico, que afirmó que “el problema no es de vestuario”. Cruyff aludía a una manera de funcionar en el club que históricamente había sido contraproducente. Él lo sabía de primera mano.

 

El entorno en DM1: no me dan suficientes agujas, el médico sólo me atiende cada 6 meses, no tengo educadora, los políticos sólo hablan cara a la galería, no estoy motivado, mi familia no me ayuda, la sociedad es obesogénica….

Son muchas cosas que sólo el paciente ve y le influyen
Nadie más las sufre y nadie más las capta como determinantes en el control de la DM1

 

El entorno es lo que rodea a algo como una decisión de financiar los MCG en la Comunidad Valenciana y la consiguiente incomprensión (léase egoísmo, principalmente) que, en cierta medida, ha causado.

 

Hasta hace bien poco, la glucemia era algo invisible, sólo veíamos pequeños chispazos, fogonazos en la oscuridad que te hacían intuir un camino hacia un destino (usualmente inalcanzable) llamado normoglucemia.
Desde la popularización de la MCG, se ha puesto luz en la oscuridad glucémica diaria.

Pero sólo está disponible en una autopista de peaje y que es cara, muy cara.

Las autopistas públicas de MCG las estamos definiendo ahora.
Hay carriles para camiones (MCG+ISCI) y hay carriles para vehículos rápidos (sistema flash o Guardian)
Nadie debe ir por dos carriles a la vez, entorpece la circulación y puede causar accidentes.
No nos pongamos a la izquierda si llevamos un camión, pero tampoco pretendamos adelantar por la derecha.
Nadie tiene preferencia, es cuestión de organizar el tráfico.
Si lo conseguimos, dejaremos que la DM1 (y en general la diabetes) sea tan invisible para la sociedad y para la clase política que nos gobierna.

 

 

Esa invisibilidad me recuerda a mi labor diaria(celador)


¿Cuántos sabeis que la traducción al inglés de celadores sanitarios es Orderliers?

Tenemos un estatuto con funciones que data del año 71 (23 funciones descritas hace 46 años,que se dice pronto)
La palabra obsoleto se queda muy corto
Nadie parece tener mucho interés en adecuarlo


Nadie cuenta, ni aprecia, las decenas de kilómetros que recorremos dentro de un hospital.
La tensión que puedes soportar en un quirófano
La labor callada que haces en áreas de críticos o psiquiatría
La especialización que consigues adquirir en base a observar el trabajo de otros compañeros (celadores o de cualquier otra especialidad), por las enseñanzas "peer to peer" o por cuenta propia (youtube, webs...)
Las luchas a cuchillo (o bisturí) por el mítico: “a mí no me toca hacer esto”
Jugarte el físico (la espalda sobretodo) al ayudar a  movilizar pacientes

Tenemos una apreciable influencia en los pacientes (somos el primer profesional sanitario que ve un paciente al entrar en el centro sanitario y el último profesional sanitario que ve el paciente al abandonarlo) ¿Quién sabe que esta labor es así?

Todo eso, día a día, 24 horas, 7 días a la semana, siempre estamos ahí
Como el resto de profesionales
Como la diabetes

 


Los celadores también existimos
La DM1 existe, no sólo la diabetes (o la DM2)
También necesitamos formación especializada (miren la programación anual de cursos de formación de las consejerías y échense a llorar…para celadores y para pacientes con DM1)
Necesitamos tecnología (como en la diabetes, aunque en este caso no es tan cara)
Necesitamos que nuestro equipo de trabajo nos tenga en cuenta (también los celadores necesitamos empoderamiento)
Necesitamos un equipo de apoyo (personal sanitario especializado para la DM1 y personal de gestión en RRHH especializados…¿gestionamos 400 trabajadores sanitarios de cualquier área sanitaria de cualquier manera?¿dejamos a los pacientes gestionar su DM1 dándoles media hora de educación/soporte al año?

Y necesitamos que los altos directivos sanitarios, tanto de las áreas como de las consejerías, observen lo invisibles que muchas veces somos.
Los celadores y la DM1, los dos.

Gestionar a los celadores y la DM1 es posible hacerlo con criterios del siglo XXI
Se ha demostrado que es posible
Falta un poco más de voluntad

 

13 mayo 2017






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis