27JUL

La Edad de los Metales. El dinero como castigo diabético


copago Valencia y discriminación



Desde la popularización de los medidores continuos de glucemia -de un par de años a esta parte- se viene haciendo patente el coste que supone la DM1 en las personas y familias a las que nos ha tocado.

Me refiero al coste económico…el coste personal, familiar, laboral, académico, etc. es más difícil de cuantificar pero mucho más evidente (y seguramente más elevado).

 

Hasta hace un par de años los costes de un CGM eran muy muy elevados, Medtronic -en un gran acierto de marketing- lanzó una oferta de 220€/mes por su sistema de MCG (alrededor de un 30% menos del coste original).
Cerca de un millar de personas nos sumamos a esta oferta (y habiendo tan pocas bombas puestas, realmente me parece una cifra significativa)
De esta manera, Medtronic respondía a la gran eclosión.

El “baby boom” se produjo con la aparición del Freestyle Libre.
Por 126€/mes podías vigilar tu glucemia casi como un CGM (aunque no lo fuera), con menos pinchazos y con mucha frecuencia.

 

 


¿Destinarías una o dos de tus nóminas completas a financiarte un MCG?

2640€/año o 1512€/año es mucho dinero
Lo miremos por donde lo miremos
Así que no es extraño que surgieran iniciativas de variado pelaje para la financiación de estos dispositivos.

 

Prehistoria

Tras olvidar la Edad de Piedra (los DM1 adivinaban la glucemia a través del color en tiras de orina) y hemos llegado a la Edad de los Metales.
La Edad del Cobre ya la hemos superado (mirar la glucemia con modernos reflectómetros que con una minúscula gota de sangre dotan de gran fiabilidad la cifra de glucemia otorgada) y estamos inmersos en la Edad del Bronce (MCG de buena fiabilidad, MARD al nivel de glucómetros…pero de baja implantación por su costo)

 

Llegará la Edad del Hierro

Igual que el Hierro es el cuarto elemento más abundante en la tierra, los MCG deberían ser los cuartos más financiados (tras metformina, SGLT2, insulina)

 

 

 

Pero, a veces vamos tan rápido que no nos damos cuenta de que dejamos en la cuneta cosas vigentes.

Y es que en CCAA como la valenciana, donde se ha aprobado la financiación de la MCG a determinados perfiles aún perdura la Edad de Piedra

 

Seguimos copagando el 10% del coste de las tiras reactivas
Puede que 100€ al año no parezca mucho dinero

Aunque coincidiremos -supongo- que sólo los valencianos paguemos 1.95 por receta es, como poco, discriminativo.

Porque 13 CCAA no copagan nada y otras 3 sí lo hacen pero mucho menos cantidad.

 

Lo evidente es que dicha discriminación todo el mundo la olvida, calla o cree que pertenece al Pleistoceno (no, los dinosaurios no se extinguieron por falta de tiras reactivas).

Y se da la curiosa circunstancia que, en la Comunidad Valenciana, por un lado muchos pacientes van a poder disfrutar de la Edad de Hierro, mientras otros pacientes aún van a estar en la Edad de Piedra.

 

De 100€ a 2640€ al año va mucho trecho.
Tanto como renunciar al millón de euros anuales que supone el copago de las tiras reactivas en la Comunidad Valenciana.
Dinero fresquito que entra a las farmacias directamente, por cierto.

27 julio 2017






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis