18JUL

Por favor, Gracias, Perdón


sorprendidos de la educación



Hace unos días, apareció una persona por la puerta del Hospital.
Yo la había visto algunas veces por la ciudad.
Incluso creo que hemos debido coincidir- años atrás- en algún acto-sarao con otros “cascaos” (término usado habitualmente por el insigne Vicente Valero)

 

Ayer, lo volví a ver pasar.
Cruzando el hall de entrada del hospital a toda velocidad.
Acelerando su silla de ruedas eléctrica con la nariz.
Sí, con la nariz.
Es uno de esos cascaos (permítaseme el adjetivo…que diversidad funcional, me suena vacuo) que su movilidad se reduce a un giro de la cabeza.

 

Iba solo.
Tampoco es que necesite a nadie.
Lleva varios carteles donde indica que escribirá lo que necesita en la pequeña pantalla con teclado que lleva anclada a la silla de ruedas.
Más menos como ésta:

 

 

 

 

 

El caso es que mis compañeros que lo atendieron, se quedaron sorprendidos porque tras escribir en el teclado lo que necesitaba (iba a una consulta)…recuerdo, escribe con la nariz….añadió un “por favor”.

Y antes de irse añadió un “gracias”.

 

 

Estamos muy habituados a atender consultas y demandas de cientos de personas diariamente…y nos sorprende el uso del “por favor” y “gracias”, obviamente porque reconocemos el esfuerzo que supone en el caso de esta persona.

 

Y claro, recordé la PGP que escuché de Joan Carles March varias veces:

 

 

 

Me hizo pensar en lo que he cambiado -profesionalmente hablando- escuchando a los cracks del 2.0 que he tenido la oportunidad de disfrutar estos últimos años: me presento a los pacientes, intento usar el PGP con compañeros, intento mirar las cosas desde el punto de vista del paciente y no desde el de celador…
Ya me ha costado alguna burla y miradas raritas…pero bueno, las cosas cambian.

 

18 julio 2018

 






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis