03NOV

La financiación del sistema Flash


comentarios a la propuesta de financiación que propone el Ministerio



La actualidad manda y escribo post “findesemanero” para comentar las noticias acerca de cómo tienen previsto financiar el sistema Flash de monitorización glucosa.

Vaya por delante, mis felicitaciones al grupo de trabajo por anteponer las necesidades de los que más problemas tienen para vigilar su glucemia: deficientes visuales, discapacitados intelectuales o con deficiencias motoras.

Si hay alguien a quien le puede cambiar radicalmente la vida con este (u otros sistemas) es a este colectivo de personas.

Personalmente, creo que es un avance enorme por el que se ha tenido especial sensibilidad y justicia.

 

Diario Médico describe en un artículo cómo será la financiación progesiva del Flash

Esta progresividad se traduciría en la indicación de los sistemas a los siguientes colectivos, por orden de prioridad:

Pacientes con discapacidad visual o limitaciones funcionales graves que les imposibiliten realizar punciones digitales o con trastornos funcionales cognitivos que les impidan expresar la situación de hipoglucemia.

Pacientes que sufran hipoglucemias de repetición, entendiendo por tales las que se producen al menos 4 veces por semana o cuando tengan un 10 por ciento de los valores de las lecturas del glucómetro por debajo de los 70 mg/dl tras realizar un promedio de 6 controles de glucemia capilar al día.

Pacientes embarazadas y las que planifiquen un embarazo natural o

mediante reproducción humana asistida.

Restantes pacientes con niveles de HbA1c no controlados (>7,5 por ciento).

Restantes pacientes con niveles de HbA1c controlados (<7,5%).

 



Propuesta de acuerdo de la comisión de prestaciones, aseguramiento y financiación de 5 de noviembre de 2018 sobre la priorización de adultos a los que facilitar el sistema de monitorización de glucosa mediante sensores (tipo flash)

El primer aspecto que llama la atención es:

Previo al uso del dispositivo, habrán recibido una instrucción estandarizada que incluya:

• Procedimiento de implantación y retirada del sensor.

• Obtención e interpretación de los datos (valores numéricos y tendencias) para la toma de decisiones.
• Recomendaciones de uso.
• Limitaciones de la información aportada por el dispositivo.
• Situaciones en las que debe realizarse la medición de glucemia capilar.

• Información sobre el programa de descarga y la aplicación móvil para la gestión de datos y la monitorización remota de los mismos por cuidadores y profesionales sanitarios.
• Información sobre cómo puede contactar con la empresa a efectos de comunicar defectos
técnicos del sensor o lector que tengan implicaciones de cara a la garantía y sustitución de los dispositivos y qué material tiene que conservar para estas comprobaciones.

 

Me llena de orgullo y satisfacción que se reconozca -por escrito, sin dejar lugar a dudas- la necesidad BÁSICA de una formación sobre el dispositivo…PREVIO AL USO.
Previo al uso….

No saber usar un producto como el Libre, sólo puede significar que despilfarramos recursos económicos, confundimos al paciente y perjudicamos el control de la enfermedad.

A simple vista, no es una formación sencilla, no vale con una horita…

 

¿Y cómo se va a hacer esta formación?

Pues no pone nada en el documento.

Como tampoco dicen nada sobre dónde se dispensará y se prescribirá…se supone que en especializada (dado que hablamos de DM1).

Los 3 primeros colectivos que recibirían el Libre suman 20.000 personas.

En las Unidades de Diabetes, los RRHH están limitados.
Muy pocas educadoras
Agendas llenas
No todos los endocrinos tratan diabetes (hay otras patologías y otras necesidades hospitalarias)

Es muy cuestionable que esto se pueda asumir sin problemas por las Unidades de Diabetes.

No creo que sea descubrir nada si digo que no se van a destinar más recursos para ello.

Hace 5 años, en este post, desarrollé una aproximación a los costes de la diabetes. Incluía el coste de una enfermera educadora y de un endocrino.
Pongamos una media de 60€ para el coste unitario de 1 hora de formación (mezclo, coste enfermera y médico…por simplificar)

Si damos 1 hora de formación a esos primeros 20.000 pacientes…ya podríamos hablar de un coste asociado de 1.200.000 euros
A partir de ahí id multiplicando
Hasta llegar a los 3’5 millones euros de los grupos 3º y 4º que accederán al Libre.

Pongamos que me equivoco
Y el coste total es la quinta parte de lo que yo calculo.
1 millón de euros es el coste asociado a la educación del Libre
Creo que es una cantidad razonablemente alta para tenerla en cuenta en el cálculo de costes (y faltaría calcular los costes de distribución también…)

Todo esto, suponiendo que se va a dar esa formación al 100% de personas
Que yo lo dudo, la verdad.
Salvo que se realicen formaciones en plan masivo: clases a 30-40 personas a la vez (lo cual sirve entre poco y nada)

¿Será necesario que el profesional acredite que el paciente está instruido y formado en el sistema Flash? ¿O le hacemos firmar un sucedáneo de consentimiento informado y a correr?

 

Y para acabar, el tema de las hipoglucemias de repetición

Como muy bien ha señalado Rosa Vidal en twitter, es alucinante que no se mencionen las hipoglucemias graves (requerimiento ayuda de 3ª persona para remontar) ni las hipoglucemias desapercibidas.
Llama la atención que sí mencionen a personas con trastornos funcionales cognitivos que les impida expresar la situación de hipoglucemia.

Y sin embargo olviden las hipoglucemias graves y a los menores de 4 años.

El Flash no soluciona ninguna de estas, ayuda a detectar patrones de hipoglucemia, más retrospectivo que en TR (salvo cuando aterrice la versión 2, con sistema de alarma)
Sin duda, mejora la calidad de vida de las personas con diabetes.
Facilita el ajuste de la insulina

Pero los MCG-TR con tecnología suspensión por hipoglucemia son la mejor tecnología para evitar las hipoglucemias, tanto las inadvertidas como las de repetición como las graves.
No lo digo yo solo.
El consenso SED-SEEP para la MCG así lo apunta

Si no partimos de un consenso como éste ni abordamos en global la incorporación de la tecnología en diabetes, andaremos siempre a la greña, en base a peticiones de Change, presiones más o menos interesadas de grupos focalizados o de la industria, ausencia de criterios clínicos estables y dificultades para negociar precios con la industria.

 



Me alegro que se apruebe el Flash porque se beneficiará de él mucha gente, pero se me queda muy corto.


Hay mucha más tecnología, con evidencia y vivencia suficiente, para debatir su progresiva incorporación a la sanidad pública.


El Freestyle Libre es un gran producto, con claro potencial para ayudar a clínicos y pacientes en el control de la enfermedad.

No me gustaría que fuera un descontrol similar a lo que pasaba con los glucómetros en una época.

Y tiene perspectiva de acabar pasando algo parecido.


Espero que no perdamos la oportunidad de trabajar globalmente y no apagando/encendiendo la luz según quien entre en la habitación.

03/11/2018






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis