29ABR

Mi resumen del Congreso Diabetes SED Sevilla 2019


Un resumen de lo que más destaco del congreso celebrado en Sevilla.



Como casi siempre empiezo por la localización.
El Hotel Barceló Renacimiento, en su Centro de Convenciones, fue el elegido por la SED para celebrar el congreso.

La zona expositiva de las empresas estaba dividida en tres espacios y era el lugar principal para hacer networking, confidencias y conversaciones amplias.

Quizás algo estrecho, como el Metro a hora punta, pero en general si te buscabas el hueco -como los pívots en la zona rival- había espacio para poder transitar.

Eché de menos alguna pantalla de visualización intermedia en alguna sala.
Eran muy grandes y si no estabas en las primeras filas apenas veías las diapos.

Y como punto negativo la ausencia de señalética que indicara mejor las salas.

 

Siguen las restricciones para cualquier asistente que no sea prescriptor (médico) para la muestra o entrega de documentación (entiendo que de fármacos).
Sé que esto es una obligación legal que excede de la propia SED, pero no deja de ser anacrónico en los tiempos digitales y de las tecnologías de la información que nos movemos.
No hay ni una sola información que yo no pueda recabar por medios digitales, con o sin ayuda.

Como siempre hemos dicho: se impide dar información a pacientes o otros profesionales sanitarios (enfermeras, nutricionistas, psicólogos) que no prescriben fármacos.
Y sin embargo, se puede influir casi de cualquier manera en aquellos profesionales que pueden prescribir.
El mundo al revés.
Justo los que quizás podemos aprovechar y ampliar nuestra formación, es a quien más pegas nos ponen.
Háganselo mirar, Farmaindustria y legisladores.

 

 

El programa

No pude asistir al curso precongreso sobre genética ni al curso postcongreso sobre tecnología.

Pero son un acierto.
Por tener una mañana entera para abordar en profundidad una temática concreta con una asistencia especializada y máxima calidad de los ponentes.

 

La conferencia inaugural siempre genera inquietud.
La de este año me gustó, uniendo algo cercano a la ciudad de Sevilla con la historia y la alimentación en tiempos convulsos.
Cambiamos nuestras costumbres y nuestra alimentación por necesidades y por situaciones concretas.

 

 

Excelente ponencia de Arantxa Sancho hablando sobre el proceso regulatorio e interpretación de una ficha técnica de un medicamento. Charla muy específica pero tremendamente necesaria ante la avalancha de nuevas moléculas que se esperan en DM2.

 

Interesante presentación del Estudio SED1, sobre características clínicas y manejo de la DM1 en España. Un estudio con una n total de 647 personas, donde:

  - casi el 25% usaba algún tipo de monitorización continua

  - el 20% usaba ISCI
  - el 1.5% aún anda con mezclas de insulina y un 76% bolus basal (multidosis)

  - se hacían una media de 3 mediciones capilares/día

 

Habrá que estar atento a la publicación del estudio al completo.

 

 

Muy oportuna mesa sobre Big data y Diabetes.

Daniel Prieto, Josep Franch y Ricard Martinez ofrecieron un panorama a medio camino entre la desolación y la oportunidad de mejorar.
La LOPD es importante, pero quizás da para un debate aparte y muy necesario ante los problemas que existen en la descarga y gestión de datos procedentes de MCG e ISCI que hacen los pacientes.

Seguramente, Nuria Oliver, Bernardo Valdivieso o Nacho Medrano puedan debatir de manera más proactiva sobre qué se puede hacer con la barbaridad de datos que podemos llegar a tener. Y no sólo desde la gestión individual de la persona con diabetes, sino desde la visión de gestión sanitaria, económica y de investigación.

 

 

El primer día acabó con una interesante mesa sobre el empoderamiento de pacientes a cargo del portugués José Manuel Boavida.
Un placer escuchar a este profesional de gran experiencia y poder tener envidia del programa portugués, casi centenario donde se atiende a los pacientes de forma extraordinaria y siendo referencia para muchos otros centros.

Hay que agradecer a la organización situar esta ponencia como plenaria. Dando la importancia que merece al protagonismo principal de los pacientes en la gestión de la enfermedad. Sin embargo, no puedo dejar de criticar -constructivamente- la ausencia de un paciente.


Hablar del empoderamiento de pacientes, sin la voz de un paciente es un sinsentido.
En general, la ausencia de pacientes en algunas de las sesiones donde podrían haber aportado una visión necesaria no hace sino mantener la visión anticuada de la relación profesional sanitario-paciente, obviar la realidad de las consultas donde se trabaja en equipo y el paciente es importante en la toma de decisiones.

Soy consciente que un #cambiacongreso es difícil, luchar contra viejos molinos es complejo y romper cadenas siempre es difícil, pero para eso hay que tener voluntad y buscar los alicates convenientes que hacen posible la ruptura, incluso con alguna de la legalidad absurda que aún nos rodea.

 

El viernes 26

Me llegan grandes comentarios de la ponencia de JL Górriz sobre el estudio Credence Inhibidores SGLT2, diabetes e insuficiencia renal crónica.

“Si con estos datos no se cambia la Ficha Técnica, dejo la medicina”

 

También importante el repaso a una modalidad de atención al paciente poco instaurada: el Hospital de Día.
Llama la atención (o no) la diferencia en la forma de atender al paciente con diabetes.
En la com. Valenciana no existe ni un  sólo Hospital de Día, mientras que en Andalucía es un pilar básico de la atención.

 

Y para acabar, enorme debate MCG vs ISCI a cargo de Gonzalo Díaz y Carmen Quirós.
MCG siempre, porque da al paciente y al profesional la realidad y permite cambiar, independiente de si ISCI o no.
Aunque lo mejor es el combo ISCI-MCG. Poca discusión en esto.
Esta modalidad de ponencia a dúo, defendiendo posturas contrarias pero con evidente complicidad es garantía de buen resultado.
Por más ponencias así.

 

El final de esta jornada, me lo perdí al estar de vuelta hacia Valencia, así que las últimas mesas como la de gestión de la educación diabetológica me la perdí.

 

 

 

Sábado 27

El Diabetes en Directo se celebró en su segunda edición, tras el inicio del año pasado en Oviedo.

El objetivo es trasladar a los pacientes lo que se habló en el Congreso, en un lenguaje asequible y asumible para cualquier persona.
No tengo la sensación que se consiga eso.
Se acaba por hablar de otras cosas, interesantes o no (según el interés de cada uno).

 

 

Reflexión final

En general, yo voy a este congreso con dos objetivos: networking y que los ponentes me hagan reflexionar (o incluso cambiar de opinión).

En este tipo de congresos no esperas ir a conocer grandes novedades. Por ejemplo, se presentó los resultados del estudio Credence pero es algo que fácilmente te llega por redes sociales, o las próximas novedades en tecnología (Novalab, Roche, Medtronic) te llega también siguiendo a algunos blogueros europeos o americanos y en hashtags de otros congresos como la ATTD o la IDF.



Echo en falta un debate amplio sobre financiación. No sólo de MCG o ISCI, sino también de fármacos hipoglucemiantes. Va a ser trascendental en los próximos años.

También me falta una ponencia que dibuje toda la realidad de RRHH que atienden la diabetes. Esperaba datos sobre número de educadoras en diabetes y no los ha habido.

En las próximas semanas repasará tranquilamente los posters presentados, que siempre da para muchas ideas y curiosidades.

 

PD: fotos tomadas del twitter de Cristobal Morales

29/04/2019






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis