11JUL

Los datos SÍ son mis datos, al fin


Un paso más en los derechos como paciente



No hace mucho escribí este post sobre la problemática de la propiedad de los datos de salud generados por diferentes weareables, en especial los productos sanitarios relacionados con la diabetes: bombas de insulina y medidores continuos de glucosa.

 

Hablaba que si no aceptas las condiciones de uso que te plantan delante la empresa comercializadora del producto (y que incluye quedarse con tus datos) no tienes posibilidad de utilizar el software que te permita ver los datos en un PC, por ejemplo.
No existía ninguna posibilidad por la que, en defensa de los derechos plasmados en la Ley Protección Datos, el usuario se quedara con los datos o los cediera para la sanidad pública o los volcara en la histo