09OCT

7 aprendizajes del Mundial de Baloncesto ganado por España que pueden servirnos en la diabetes


Paralelismos entre Mundial Baloncesto y la diabetes



Hace menos de un mes, el equipo nacional (así lo llamaba el mítico Antonio Díaz Miguel) ganaba por segunda vez el Mundial de Baloncesto.
Hay algunas cosas que -reflexionando- podrían servirnos para la diabetes.

 

1.- 'Never too high, never too low'
Ese es el lema de Ricky Rubio, base titular del combinado español, jugador de la NBA y Mejor jugador del Campeonato Mundial.

En las entrevistas posteriores decía: sí, somos campeones del mundo…pero no cambia mucho, somos las mismas personas que antes, enseguida vienen más desafíos, más partidos, más campeonatos, otras situaciones, otros compañeros, otros jefes…


La diabetes es igual.
No por tener un día horrendo o espectacular -glucémicamente hablando- tienes que cambiar como persona. No eres mejor o peor, no va a cambiar demasiado.
Van a venir más días, hay que seguir trabajando nuestros controles y siendo positivo…nunca demasiado alto, nunca demasiado bajo

 

 

2.- La familia.
Todos los integrantes del equipo han coincidido en que son como una familia, algunos sacrifican sus vacaciones, tienen disputas con sus equipos de origen para poder asistir, dejan de pasar tiempo con sus hijos o parejas para disputar un campeonato.

Hay que tener confianza máxima en el equipo sanitario que nos ayuda con nuestra diabetes. Casi como si fueran una familia. Muchos de ellos los vemos durante años y años. Les contamos nuestras penurias y nuestros éxitos. Nos cuidan y velan por nuestra salud.

 

3.- No tener los mejores no significa que no vayas a ganar

España tenía bajas importantes: Pau Gasol, Sergio Rodríguez, Mirotic o Ibaka
Es cierto que el resto de selecciones también tenía bajas, especialmente EEUU, Canadá o Australia.
Pero equipos como Grecia, Francia, Argentina o Lituania iban prácticamente con todo el potencial.
Se trabajó en equipo, cada uno con sus responsabilidades

 

No necesito que mi endocrina o mi educadora sean las mejores (aunque por suerte para mí, ambas lo son), necesito sentir que formamos un equipo y trabajamos acompasados, complementándonos.
Y que perseguimos el mismo objetivo, ganemos o perdamos.

 






4.- Por el camino siempre hay alguien que te ayuda
Aunque la plantilla final que disputó el Mundial en China fueron 12 jugadores, por el camino -en la clasificación, fase previa- hasta 29 jugadores más jugaron y fueron decisivos para que el equipo nacional estuviera en la fase final y disputara el Campeonato.

 

Acuérdate de esa enfermera de Urgencias que te cuidó tan bien el día de tu debut, aquella psicóloga a la que fuiste un par de veces en aquel bache con la diabetes, tu primer endocrino/a que te puso la primera pauta y no paró hasta ajustarte la dosis, aquel compañero de trabajo que bajó a comprarte algo porque estabas hipoglucémico…

 

 

5.- Obsesión por la defensa
Si por algo destacó España fue por adaptarse cada partido a las peculiaridades del rival. Puedes no anotar, pero no puedes dejar de defender. No puedes dejar que tu rival anote fácil.

 

Puede que no aciertes las dosis de insulina, pero eso no te puede impedir corregir después y aprender para la próxima vez. Puede que tengas muchos otros problemas ajenos a la diabetes, pero no debes dejar que la diabetes te golpee.

 

 

6.- Insistir hasta el final.
España ganó el partido de semifinales ante Australia en la prórroga. Fueron a remolque desde el segundo cuarto, pero nunca arrojaron la toalla y lucharon contra todas las dificultades que les pusieron los aussies

 

Las cosas no son siempre como empiezan. Si por algo se caracteriza la diabetes es que siempre hay tiempo y espacio para mejorar, siempre hay oportunidades para alcanzar el objetivo. Siempre podemos hacer cosas y mejorar nuestra situación.

 

 

7.- No todos los días se juega una final. Hay que tomar dimensión de lo que hizo.
Esta fue una frase que dijo el base argentino Facundo Campazzo para referirse a la victoria española en semifinales y antes de la final en la que se enfrentaron.
Hay que valorar lo que se tiene y consigue.

 

Leo muchas veces en redes sociales la alegría por acceder a una bomba de insulina o a un medidor continuo. Me alegra porque seguro que es una mejora de la calidad de vida de un glucolega.
Y soy consciente de lo difícil que es para muchos acceder a esa tecnología.
Ya no hablamos de la ausencia de insulina en el tercer mundo o las dificultades que pasan en EEUU.
Disfrutemos de lo que tenemos, pero no olvidemos valorarlo.

 




09/10/2019






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis