07JUN

Covid y nuevas tecnologías


2 tsunamis juntos: MCG y teleconsulta



Sin que sirva de precedente, retomo el blog porque me interesa reflexionar sobre la era postcoronavirus que hemos iniciado en las consultas de diabetes.

 

Algunos/as han descubierto el teléfono, el mail o la videoconferencias (elementos que llevaban ya alguna década entre nosotros) para atender a los pacientes…, “las nuevas tecnologías”…otros/as, los menos, ya llevaban mucho tiempo usándolo.

Navegando por las fases descendentes de la desescalada, el seguimiento a las personas con diabetes vuelve a su redil… ¿cambiará algo?
Las redes (los antiguos pasillos o las conversaciones de bar) auguran que nada volverá a ser como antes y que la telemedicina ha venido a quedarse.
Y punto.
Sin mayor explicación ni profundización.

¿Seguiremos haciendo lo mismo pero con el altavoz del teléfono o la pantalla del PC como elemento de comunicación?
Igual para eso no hacen falta tantas alforjas.



Si alguien sabe de Telemedicina en diabetes, es la endocrina (y sin embargo, amiga) María José Picón.
Hace 10 años, repito, hace 10 años,  publicó Documento de posicionamiento sobre el uso de la telemedicina aplicada a la atención diabetológica junto con el Grupo de Nuevas Tecnologías de la SED
Es de acceso libre, así que lo podéis leer con tranquilidad.
Apreciad el detalle: “Nuevas Tecnologías”
Año 2010
Posteriormente (y acertadamente) el grupo de trabajo eliminó el término “Nuevas”
Que igual ahora habría que insertar “antiguas”.

Dentro del artículo detalla “Decálogo para el uso de los sistemas telemáticos en la atención diabetológica”…que da para mucha chicha ahora mismo.
En negrita, el decálogo.
En normal, mis opiniones (valga la redundancia)

 

 

El sistema debe permitir el envío de datos glucémicos diferenciados en preprandiales y posprandiales, así como de información sobre dosis de insulina o fármacos orales, ejercicio físico, alimentación y cualquier episodio relevante en el control metabólico.

Bien, hemos mejorado…en algunos sitios tenemos el LibreLink de Abbott enlazado directamente con la historia clínica y podemos estudiar la AGP bastante bien.
¿Generalizado?
Ni de coña.
Salvo por la presencia- creo que residual en las consultas- de Diasend y Tidepool, las dificultades de descargas de glucómetros y MCG (cada uno con sistemas diferentes) es complejo.
Y lo de unir a HC se circunscribe a escasas CCAA

 

Debe permitir el acceso a la información enviada por los pacientes a diferentes miembros del equipo de atención diabetológica

Primer patinazo. Salvo los casos en que exista un correo electrónico genérico de la Unidad Diabetes o una cuenta genérica de Librelink, poco más hay.
El paciente no puede enviar nada desde fuera del sistema.
Carpetas de salud o carpetas ciudadanas son infrausadas (sí, siempre hay excepciones…que son eso, excepciones)

 

Debe disponer de un soporte técnico ágil.
El profesional va a tener un soporte de informática del centro sanitario…
Si hacemos una videoconferencia con el paciente, ¿éste dispondrá también de él?
Por ejemplo, no es nuevo los problemas a veces de conexión con Zoom o Webex, a veces debido a equipos informáticos antiguos, faltos de actualizaciones…

 

Debe establecerse una agenda de telemedicina con dedicación específica y dentro del horario laboral, ya que estos sistemas no disminuyen la necesidad de tiempo en consulta.

Lo del horario laboral lo discuto, el resto es indispensable y es verdad que en muchos casos ya se está implementando…lo que no tengo tan claro es su peso en la productividad y en el reconocimiento de la misma.
A partir de ahora, ¿más telemedicina significará mejor valoración por parte de la gestión (pago de productividad incluido)?
La asistencia sanitaria no urgente debería reorientarse- de verdad- al paciente. No podemos seguir “obligando” a perder horas de trabajo (y menos tal como están y estarán las cosas).
No digo 24/365, pero sí se debe ampliar el horario de posible asistencia al paciente (guiño a los Hospitales de Día…pero de los de verdad, no los que sólo llevan un título).
Es posible conjugar derechos laborales de los profesionales con las necesidades de los pacientes.
Es cuestión de interés.

 

 

En cuanto a repercusión sobre el control glucémico, el análisis que es preciso realizar es una valoración de no inferioridad, salvo que la «teleasistencia» sea entendida como un valor añadido a las visitas rutinarias presenciales, en cuyo caso puede mejorar el control glucémico de los pacientes.

Gran reflexión y de absoluta actualidad.
Siempre hablando de DM1 (que DM2 y DG son hidratos de carbono de otro costal).

Básicamente, la mayoría vamos “a ver” al endocrino para repasar las glucemias de los últimos 3 meses.
Que ya me contarás de qué sirve ver si remontaste bien una hipo hace 3 meses…si has modificado las basales porque estabas levantando alto o has bajado la sensibilidad y la basal de la tarde porque has empezado (por fin) a hacer ejercicio.

Porque si el paciente no ha hecho todo eso en solitario…es que no tiene buena educación diabetológica.
Modo pomposo on: “no está empoderado”.

Y si no está educado -diabetológicamente hablando- da igual que las visitas sean en persona o telemática, no avanzamos.

Ojo, no estoy echando pestes de los endos…venimos de una época (sin MCG popularizada, sin uso de mail o videoconferencia, con una educación diabetológica de boquilla…) y estamos entrando en otra época.
Una nueva porque se nos han juntado 2 tsunamis, el de la MCG y el de la telemedicina.
Y ambos, en la organización de la diabetes, nos ha pillado lejos de lo deseable.
Como siempre, los curritos de a pie, endos a pie del cañón, haciendo lo que buenamente pueden, echando horas, compromiso y esfuerzo.
Desde más arriba, las manos van casi más al cuello que a dar facilidades.  

¿Inversión?
Claro, es difícil que haya mejora sin inversión.


Pero la inversión está en la educación diabetológica.

Teléfonos, mails o videoconferencias ya están ahí.

Nos faltan ratios reales de educadoras en diabetes.
Y darles el papel protagonista.

 

Lo decía por twitter:
En DM1, 1 visita anual para despistaje de complicaciones: retina, riñón, tiroides, celiaquía, pies…a realizar en hospital de día.
Incluyendo repaso de conceptos de educación diabetológica…a ser posible en grupo.

Y resto, visitas telemáticas programadas + comunicación bilateral abierta.
Estoy convencido que los pacientes haríamos uso adecuado de estas posibilidades.

Por supuesto, hay excepciones.
Pero la gran mayoría se adaptaría.
Incluso algunos endocrinos/educadoras, también.

 

Y maquinitas de Ha1bc digital en atención primaria. No sólo para DM1. Que la DM2 tambien puede sacarle mucho rendimiento.


Hasta más ver.

 

07/06/2020






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis