18DIC

El autocuidado, o cómo no decir nada y esperar cosas a cambio


De la formación a los pacientes y la pandemia



La pandemia nos deja hechos, imágenes y comportamientos dignos de estudio en la etología humana.
Esfuerzos notables por cambiar conductas humanas, realizados sin el más mínimo cuidado con el cómo, el cuándo, a quién y para qué…sólo esperando respuestas del emisor…alejado de las previsiones/actitudes/necesidades del receptor.

Hemos asistido a espectáculos en el asunto de las mascarillas: primero no, después no hay evidencia, luego a grupos de riesgo, después a todos pero solo en espacios cerrados y al final para todos en todos los sitios…si no tuviéramos consecuencias tan trágicas, daría para reírse un buen rato.

Lo de las reuniones (que si seis, ocho o catorce), las terrazas de los bares, los parques infantiles, las pruebas de antígeno que se venden pero no se recomiendan, que si los niños son super contagiadores y después apenas hay contagios en los colegios, cuarentenas de 14 días que después se convierten en 10, PCR de confirmación negativa que después no hacen falta…las eternas diferencias entre normativas a instrucciones según la CCAA que toque…

Sí, podemos aludir a que cada vez se saben más cosas, que hay más evidencia de según qué cosas…o no, que algunas decisiones se contradicen a más no poder.

 

Pero el foco jamás se pone en el autocuidado.
O al menos eso me parece a mí.
Porque una cosa es informar (llámale ordenar) que se debe llevar mascarilla y otra muy distinta, formar/entrenar/educar en llevar mascarilla.

Y el enfoque lo es todo.
Porque debes cambiar los objetivos, los métodos, el lenguaje, los tiempos…

En diabetes, sabemos bastante de eso.
No es lo mismo dar un folleto sobre cómo funciona el sistema Flash (poco más o menos es lo que recomienda el Ministerio de Sanidad) que recibir una formación presencial o telemática adecuada a las características de la persona, evaluando dicha formación, con posibilidades de revisiones, consulta de dudas…

En general, el autocuidado siempre ha sido palabra tabú, excusa de mal pagador y argumento Mr Wonderful para dirigentes de variado pelaje.
En la práctica, "de grano bueno muy poco". Y destinando recursos, menos.
Y, claro, cuando ha tronado, nos hemos acordado de Santa Bárbara.

Fijaros bien en todos esos discursos de cambio del sistema sanitario, en la oportunidad que supone la telemedicina, en la inteligencia artificial, en lo telemático…casi nunca se incluye la formación a pacientes.
Ya lo decía R.Bengoa hace poco, hace 20 años que se sabe de los beneficios del autocuidado…pero, en su conjunto, apenas se ha movido un dedo para favorecerlo.

18/12/2020






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis