08DIC

Mis conclusiones de los últimos 17 años


decálogo al recién debutado en #diabetESP



17 años no son nada.
Eso pensaba hoy mientras rellenaba un reservorio de insulina y lo cargaba en la bomba.

Desde 2004 que entré a Matrix y empecé a ver el mundo con otros ojos, casi dos décadas en las que me ha pasado casi de todo, a todos los niveles.
Y como casi todos los blogueros, a uno le tienta hacer un decálogo de cosas que le dirías a tu yo del pasado.
A ese treintañero que no tenía ni idea de lo que se le venía encima, le escribo este decálogo, que, como buen vago que soy (non plus turra), se quedan en 8.

 

Foto tomada del Facebook de Fernando Santos

 

1.- Vas a tener miedo. Es normal. Ahora es el inicio, pero lo vas a tener siempre. Si lo trabajas, te va a ayudar. Y si no puedes, pide ayuda.

 

2.- La tecnología. Mola mucho, te va a servir de mucha ayuda, incluso te divertirá usarla, pero no te flipes ni te frustres, la evolución de la tecnología en diabetes va más despacio que tus ansias y deseos.

 

3.- En guardia. 24 horas, 365 días. Acabarás acostumbrándote. Como a casi todo. Es una de las claves importantes para llevar la DM1. Pero tienes derecho a desconectar, medio día, un fin de semana o una época más larga porque tienes cosas mucho más trascendentales y con el objetivo de recargar fuerzas.

 

4.- Hipoglucemias. Las vas a tener. En mejores o peores situaciones. Así que prepárate para ello y no te confíes. Es un problema, pero tienes cómo solucionarlo, ojalá todos los problemas que tengas en tu vida pudieras medirlos y tener en tu mochila la forma de solucionarlos. No hagas drama de esto, si no va tu vida en ello. Busca ayuda si no puedes llevarlo bien.

 

5.- Seguridad. Si quieres confiar en ti mismo, verte capaz de hacer cualquier cosa y que tu entorno confíe en ti, te lo tienes que trabajar y mostrarlo. Especialmente cuando cometas errores, porque los vas a tener y muchos. La resiliencia mola, es divertido el concepto, pero más útil es ser positivo, buscar explicación a los errores y dejar por imposible lo que no lo tenga.
“Suspira, ríe y levántate de nuevo” como concepto.

 

6.-Aprende de todos y haz lo que consideres oportuno (lo que te dé la gana). Vas a escuchar de todo y de casi todos, la mayor parte con buena intención y algunos con ganas de fastidiarte. Ten claro que tú sólo no vas a ninguna parte. Tan estúpido es no aprovechar la formación y experiencia de los profesionales sanitarios como olvidar la experiencia personal, en vida real, de otras personas en tu misma situación.

Las cosas no mejoran por esporas, ni por generación espontánea, ni dejando pasar el tiempo o metiendo la cabeza bajo la almohada...aprender siempre viene despues de trabajar.

 

7.- La glucemia no es lo único. Es lo más importante, pero por encima de las cifras, mucho más trascendental es la calidad de vida, ser capaz de apreciar, disfrutar y vivir cada momento que te toque. Sí, claro, dependes de tu glucosa siempre…pero después te das cuenta que el pasado y las oportunidades no siempre se repiten.

 

8.- No excusas y no explicaciones. La DM1 es tuya y no le debes explicaciones a nadie (nadie es nadie), ni tienes obligación de ir contándoselo a todo el mundo. Pero tu DM1 no es excusa ninguna en tu trabajo, en tus relaciones personales o en tus relaciones familiares. Pero si alguna vez puedes usar tu DM1 a tu favor, tampoco te cortes y no seas idiota, úsalo.

 

08/12/2021






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis