20FEB

La dificultad


a propósito del último mes



Cultura del esfuerzo.

Lo difícil te hará fuerte.
Resiste y vencerás.
Si te caes siete veces, levántate ocho.
La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos.
La dificultad atrae al hombre de carácter, porque es en la adversidad que el verdadero hombre se conoce a sí mismo.
Si luchamos en los tiempos difíciles sabremos sonreír en los fáciles.
No hay árbol que el viento no haya sacudido.

Son frases que bien podríamos encontrar en el reverso de un sobre de azucarillos, una taza de Mr. Wonderful, un artículo de un suplemento dominical o en una camiseta de la tienda Ale-Hop.

La vida es bien distinta.
Te da con la mano abierta y ya te apañarás para levantarte, sonreír y seguir mirando hacia delante.
En el mejor de los casos, acompañada de una (o varias frases) de tu entorno más cercano:
“Venga, tranquilo, tú hacia delante”
“Tú puedes con eso y con todo”.
“Tienes que sacar fuerzas”

 

 

Y no.
No siempre tenemos por qué afrontarlo así.

Ante los problemas, tengo derecho a reaccionar como me dé la gana.
A tomarme mi tiempo. El que yo crea, no el que me digan.
No tengo por qué hacer más esfuerzo personal si eso me supone perjudicarme en mi salud, mi vida personal o mi vida laboral.

Tengo derecho a enfadarme, reírme, llorar o esconderme.

Sin dar más explicaciones (si es que las doy) de las necesarias.
Por supuesto a quien yo quiera (habitualmente a quien se las merece).

Y todo esto se aplica también en el diagnóstico de una enfermedad, aguda o crónica.

Es mi vida.
La de nadie más.
Aplico el artículo 34: hago lo que quiero, cuando quiero y como me da la gana.


Lo tengo en cursi también:
Quiero ser feliz a mi modo.

20/02/2022






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis