12OCT

INFORMACIÓN. Todo para el paciente pero sin el paciente.


¿Por qué las relaciones de la industria farmacéutica con los pacientes tienen que ser diferentes de las que mantienen con los profesionales sanitarios?




El Observatorio de la Comunicación Científica (OCC) de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y Pharma Talents organizaron ayer, 11 octubre, un multitudinario evento para tratar las nuevas formas de comunicación y la relación entre la industria farmacéutica y las organizaciones de pacientes. Transmitido por stream, el evento tuvo bastante participación.


Como casi siempre, uno aprende cosas, se informa de novedades y  se inspira para comentarios.

De lo que oí me quedo con que a partir de 2014 la relación industria farmacéutica y asociaciones de pacientes será más transparente, para colaborar se requerirá un formato y un contenido más estricto de las actividades, a desarrollar mediante acuerdo bilateral, incluyendo expresamente las actividades y cantidades de dinero.

Sólo un comentario a este punto: ¿Incluirán también bajo estas obligaciones a las Fundaciones que varias empresas mantienen al margen de su labor comercial?

Porque quizás el dinero no salga oficialmente de una empresa, sino indirectamente desde la fundación…con NIF diferente, con estatutos diferentes, personas diferentes…nada que no se haga ya ¿verdad?


 


Pero voy al meollo.

¿Por qué las relaciones de la industria farmacéutica con los pacientes tienen que ser diferentes de las que mantienen con los profesionales sanitarios?

 

El BOE publicaba el jueves 25 julio:

Se modifica el apartado 5 del artículo 78, quedando redactado como sigue:

«5. En el caso de los productos sanitarios queda excluida la posibilidad de realizar publicidad directa o indirecta, dirigida al público en el caso de que un producto esté financiado por el Sistema Nacional de Salud. Esta prohibición de publicidad afecta a las empresas fabricantes, distribuidoras o comercializadoras, así como a todas aquellas entidades que puedan mantener un contacto directo con el paciente. Asimismo, se prohíben las primas, obsequios, descuentos, premios, concursos, bonificaciones o similares como métodos vinculados a la promoción o venta al público de dichos productos.»

 

Hablan de la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios.

 

Es decir, la industria farmacéutica relativa a los productos sanitarios no puede comunicarse con los pacientes.

Está prohibido.

 

La realidad es que tiras reactivas de glucemia, agujas para plumas de insulina, lancetas y dispositivos de punción, jeringas y medidores continuos de glucemia se pueden adquirir vía farmacia (o directamente al fabricante) sin necesidad de prescripción médica ni de financiación.

No me imagino a la industria farmacéutica organizando reuniones, tipo tuperware, vendiendo sus productos a los pacientes…pero si se pueden adquirir libremente ¿qué razón existe para prohibir cualquier tipo de comunicación, incluida la publicidad, hacia los pacientes?

 

Puedo ver publicidad de CocaCola, ir al super y comprarla. Pedir información al fabricante, participar de sus concursos etc.

En DM es al contrario, puedo comprar el producto pero nada más. Allá me las apañe.

 

¿Nos consideran tontos a los pacientes?

Pongamos que voy a una reunión de tuperware, digo de productos sobre diabetes, de agujas para plumas de insulina,por ejemplo.

Están allí los de BD, Braun, Novonordisk e Insupen.

Llevo 9 años pinchándome 4 veces al día insulina.

¿Quién cree que sabe más de agujas? ¿Los pacientes o tipos trajeados sentados en los sillones ministeriales?

¿Creen que a la mayor parte de pacientes les van a vender burras?

 

Si lo que intentan es evitar la manipulación de la industria el objetivo debería ser amplio, no afectar solamente a los pacientes, sino también a los profesionales –que en último término- son los responsables de la prescripción.


¿O es que no hay indicios clarísimos que la prescripción de medicamentos y productos sanitarios adolece de mínimos controles en cuanto a conflictos de intereses?

El magnífico libro del Dr. Federico Relimpio ilustra bastante al respecto.

 

La información y la formación, es buena para todos.

Para profesionales sanitarios y para pacientes.

Sobretodo para pacientes, porque nos jugamos la salud.

 

Una vez más, todo para el paciente pero sin el paciente.

12 octubre 2013






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis