02MAR

JOHN ROLLO AUTOR PRIMERA DIETA PARA LA DIABETES


La primera dieta sin carbohidratos que se usó en pacientes con diabetes



John Rollo era un militar escocés conocido por ser el primer médico en aplicar una dieta alimentaria a un paciente con diabetes.

Se graduó en Medicina en Edimburgo y sirvió en la Royal Artillery británica, para después trabajar en el hospital de Artillería en Woolwich

 

El capitán de artillería Meredith, de proporciones físicas voluminosas, estaba diagnosticado de diabetes (probablemente tipo 2). Polifagia, polidipsia y poliuria eran los síntomas evidentes que el médico escocés pudo comprobar. Además, el sabor dulce de la orina (omitiremos detalles) confirmaba el diagnóstico.

Atención a la dieta que le impuso Rollo al capitán Meredith:

-          Desayuno: 750ml de leche a lo que se añadía 250 ml de agua con lima, pan y mantequilla

-          Comida: carne curada, de cerdo o de cualquier caza en cantidad moderada

-          Cena: lo mismo que en el desayuno

Para beber sólo podía hacerlo con agua sulfurosa alcalina (con sodio y bicarbonato, supongo)   – que debía tener un sabor asqueroso- y por la noche, vino tinto de antimonio (antes de tomarlo se removía y filtraba el contenido a través de un papel y se dice que provocaba vómitos)  y tintura de opio (imagino que para drogarlo un poco y olvidar su dieta).

No olvidemos que la palabra alcohol es de origen árabe y su significado primitivo era “finísimo polvo de antimonio usado en cosmética”, y era un producto utilizado para pintar ojos y cejas.

Como podéis ver, una dieta de lo más apetecible.


El Dr. Rollo se dedicó a recopilar y monitorizar la ingesta de alimentos del capitán Meredith, así como de la cantidad de orina que eliminaba. Evaporaba el agua de la orina y se quedaba con un residuo, que lo pesaba cada día (igual que había hecho Mathew Dobson tiempo atrás)

 Según la clase de comida que ingería el capitán, el residuo que quedaba tenía más o menos cantidad: los “vegetales” (fruta, cereales…así los llamaba) aumentaban ese residuo y las carnes lo reducían.

Llegó a la conclusión que la diabetes era un problema del estómago.

Tras esto, le restringió el consumo de “vegetales” logrando una amplia mejoría en el paciente, hasta el punto de retomar el servicio activo en el ejército.


En 1797 Rollo publicó “Notas de un caso diabético” describiendo el caso. Hasta 1920 este tipo de dietas estuvo vigente porque daban buenos resultados en los pacientes.

De ahí la importancia de este médico escocés.

En 1798, publicó la segunda edición, ampliada con nuevos casos y que podéis leer aquí.

 


Quizás menos conocida, sea otra contribución a la diabetología: demostrar la presencia de glucosa en sangre. Rollo, dejaba dos muestras de sangre –una con sospecha de diabetes y otra de una persona sana- 48 horas al aire libre.

En ese tiempo, en la muestra del diabético aparecía una sustancia que recubría la muestra y que la protegía de la putrefacción, hasta dos semanas después. En el caso de la muestra de la persona sana, la putrefacción aparecía en cuatro días.

 

Rollo dedujo que ese fenómeno se producía por la presencia de azúcar en la sangre.

2 marzo 2014






Certificaciones

Aviso Importante

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. No realizamos diagnósticos médicos en ningún caso.

Esta página ha sido diseñada por: AGL-Serveis